La Esclavitud

Templanza 30/06/2018
Templanza

La Esclavitud.

Perdidos en un bosque entrelazados con espinos y hojas derramadas en aquel lugar, lugar donde nos había tocado nacer, ramas que nos amarraba a ser esclavos de grandes señores, nuestra vida apenas valía un centavo pues no poseíamos nada, solo la dignidad de nuestro yo, esa nadie podía arrebatarla.

Yo me preguntaba ¿por qué? ¿Para qué? Qué razones había para servir de esa manera, aún me lo pregunto pues Dios nos hace libres y el hombre pone candados y barreras.

Hoy miro al mundo con dignidad y sufrimiento porque continúa habiendo esclavitud, de otra forma pero sigue habiendo, hombres que no poseen la libertad. Siguen manejando al ser humano como escoria todos aquellos que tienen un poco el mando del mundo (los gobiernos) esos que dejan tras guerra y guerra al ser humano como si no lo fueran y ellos se sienten esclavos de esta situación ¡Cuánto dolor! Cuanto amor perdido. Todo sigue igual, cuando se va aprender y comprender el valor de la unidad del amor, de la comprensión, de la unidad…

El tiempo pasa, si, el dolor perdura ahí en la tierra, construimos torres de amor y esperanza hacia vosotros y vosotros derrumbáis todo. Cuando se va aprender todo lo bueno de la unión en amor…

Los grandes valores están dentro del interior de vuestros corazones, sacarlos al mundo y ponerlos en acción, no hace falta derrotar a los que fabrican la destrucción, pero si las destrucciones que fabricáis cada uno en su interior.

Derrotar al orgullo y egoísmo brindando la luz del amor, derrotar la esclavitud interior que os derrota en vuestra existencia, esa que quita la paz porque no fabricáis con suficiente fuerza la caridad ni la humildad.

Si cada uno de vosotros hermanos luchaseis con amor, no con armas todo terminaría, pero no podemos luchar para cambiar al hermano pero si para cambiarnos a nosotros mismos, esto es lo que hará cambiar al mundo.

Agradezco a los hermanos de luz el poder hablaros y daros todo el amor en mí deseo de ayudar a toda la humanidad. Poner amor en todo y lograreis mucho más de lo que podáis imaginar.

Quedar en paz y que la luz os guie en esta etapa de vuestra existencia ahí en la tierra.

Con amor y luz para todos.

17 – 2 – 2017

Comparte esta nota:
Etiquetas:

0Deja tu comentario